marketing gastronómico Erika Silva

 Abrir un restaurante puede ser muy agobiante. Hay diferentes áreas a tener en cuenta que muchas veces se pasan por alto.

Si estás pensando en abrir un restaurante lee cuáles son estos errores básicos que debes evitar antes de la gran apertura.

9 Errores a evitar a la hora de abrir un restaurante

  1. No pensar que ser propietario de un restaurante es un trabajo

Esto puede parecer lógico. Ser propietario de un restaurante significa que deberás estar en el trabajo la mayor parte del tiempo, sobre todo al principio.

¿Te gustan los cumpleaños, disfrutar de fines de semana y días festivos? Qué sepas que estos serán los días en los que más trabajo vas a tener. Debes tener muy claro cuáles son las obligaciones y funciones de un dueño de restaurante.

No sólo es estar en el restaurante, es guiar a tu equipo, predicar con el ejemplo, estar con los clientes, etc.

Pensar que tener un restaurante significa sólo invitar amigos, tomar copas con ellos o invitar a la familia los fines de semana es un error que veo más veces de las que me gustaría.

 

  1. Es importante tener un plan de negocio claro

Un plan de negocio es especialmente útil para los nuevos empresarios de restaurantes. Cuando estés recopilando información para crear tu plan de negocio, puedes encontrarte con problemas que no habías considerado previamente, como la concesión de licencias, normas sanitarias y leyes fiscales. Infórmate sobre todo lo necesario para crear un buen plan de negocio y evitar sorpresas.

Cuando hagas el plan de negocio, no olvides desarrollar un modelo de negocio también.

Es un tema que siempre enseño en el Curso Gestión de Restaurantes y los alumnos están encantados con conocer esto, ya que generalmente no se hace un plan, ni se desarrolla un modelo de negocio y este fallo puede ser mortal para un negocio, más con toda la competencia que hay.

  1. No crear un menú propio

Cada restaurante debe entender, cuál es el mejor menú para el cliente objetivo que quiere tener. Olvídate de esos menús puzzle, un poco de esto, un poco de aquello, este plato me gusta a mí, este a mi hijo.

Mientras más conceptualizado tu menú, mucho mejor será para tu restaurante. La gente necesita ir a restaurantes con identidad propia, que se respire un aire fresco y único, con sabores definidos y con un sello de la casa.

Siempre piensa en tu cliente a la hora de crear un menú.

4. No tener claro el concepto de tu restaurante

Este clásico error a la hora de abrir un restaurante está muy ligado al anterior.

Nada hay nada más frustrante para un cliente que el concepto del restaurante no esté claro.  Especializarse y tener un concepto es una carta ganadora a la hora de abrir un restaurante.

Un restaurante, al entrar en él, el cliente tiene que sentir que le están contando una historia. Que hay una coherencia entre la carta, la decoración y el servicio.

marketing gastronómico Erika Silva

Sin concepto, los clientes se sentirán confundidos y será más complicado que recuerden tu restaurante y lógicamente no queremos que esto suceda para que te recomienden y vuelvan una y otra vez.

Mira aquí ejemplos de conceptos claros de restaurantes.

5. Piénsalo dos veces antes de contratar a amigos

A pesar de que hay muchas empresas familiares exitosas, incluyendo restaurantes, debes tener cuidado a la hora de contratar a familiares y amigos. Ya que la relación que tengas con ellos cambiará cuando te conviertas en su jefe.

Lamentablemente trabajar con la familia y amigos no es nada aconsejable, porque los problemas se multiplican.

Si no tuvieras otra opción que contratar familia y amigos, al menos formarlos y dales directrices claras. Ten mucho cuidado en este punto, porque es buscarse muchos problemas, antes de comenzar.

6. Pensar que los clientes llegarán sin más a tu restaurante

Otro error muy común a la hora de abrir un restaurante es pensar que los clientes llegarán solos.

Muchas personas piensan que al abrir el restaurante, la gente que pasa por la puerta entrará y les encantará la carta y el concepto y que esto se multiplicará dia a día. Muchos antes de abrir, ya piensan en franquiciar, porque será tal el éxito que quieren tener muchos restaurantes por el estilo.

Marketing Gatronómico Erika Silva

Pero tener clientes no es fácil. Ojalá fuera así de sencillo.

Para tener clientes, hay que tener una propuesta atractiva y sobre todo, trabajar mucho para tener nuevos clientes y retener a los que van llegando. Para eso hay que utilizar estrategias de marketing para restaurantes constantemente.

Sin aplicar marketing para restaurantes será imposible tener clientes

7. No tener en cuenta la ubicación del restaurante

Antes de crear un plan de negocios, crear la carta, o solicitar un préstamo al banco, debes decidir dónde exactamente se va a situar tu restaurante. La ubicación de un restaurante es tan crucial para su éxito como una buena comida y un buen servicio.

Algunos alumnos de la Escuela de Hostelería Online de Marketing Gastronómico me cuentan que tienen una buena carta, un gran servicio, pero que no va mucha gente por la ubicación, así es que mucho mucho cuidado con pensar que los clientes irán de igual manera independientemente de la ubicación. Este tema es crucial a la hora de abrir un restaurante.

8. Estudiar mal a la competencia

A menudo, las personas que quieren abrir un restaurante miran a los otros restaurantes con una mirada demasiado crítica. “Yo puedo hacer mejores gambas al ajillo que aquí.” “Si este restaurante fuese mío, nunca tendría una televisión en el bar.”

No gastes tu tiempo en mejorar otros restaurantes y poner esas mejoras en el tuyo. Posiblemente estarías aportando a tener un restaurante con un concepto puzzle.

Además ten cuidado con copiar. Si te fijas, la mayoría de nuevos restaurantes que se abren, son copias de otras que ya funcionan.

Al estudiar la competencia, pregúntate:

  1. ¿Por qué la gente viene aquí?
  2. ¿Qué les atrae?

Cuando lo encuentres, piensa en cómo podrías llevarlo a tu propio restaurante, o mejor aún, hacer algo único que nadie más ofrece.

9. El personal no se maneja solo

Muchas de las personas que quieren abrir un restaurante piensan que el tema del personal es el último a tener en cuenta, ni le dan importancia a la selección, ni a la formación continua ni a su dirección.

El personal no se maneja solo, hay que darles directrices claras si quieres tener un restaurante sin conflictos y que sea eficiente.

Este es un fallo tan grande, que es un tema que hago mucho hincapié en mis charlas o clases online.

Para que un equipo trabaje en armonía, hay que seguir esta pequeña guía de pasos:

  • Selecciona bien a tu personal
  • Busca capacidades más que experiencia
  • Refuerza positivamente
  • Reconduce cuando proceda
  • Fórmalos constantemente
  • Sé un buen Líder
  • Da ordenes claras
  • Un gran etc.

Espero que tengas en cuenta estos errores a evitar a la hora de abrir un restaurante, porque esto no es un juego, no es sólo tu sueño, sino es una inversión de tiempo y de dinero que hay que cuidar.

Si estás pensando en abrir un restaurante o ya tienes uno, pero no funciona como querías, aprende las mejores estrategias de gestión y marketing para restaurantes en la única Escuela de Hostelería Online de Marketing Gastronómico. 100% especializada en ayudar a los restaurantes a mejorar su gestión y subir ventas.

Mira nuestros cursos de hostelería online haciendo click aquí

Saludos

Erika

 

escuela de hostelería marketing gastronómico

 

Comments

comments