Marketing Gastronómico Erika Silva

Como sabes estoy escribiendo mi primer libro de Marketing Gastronómico y digo primero, porque ya tengo nuevas ideas para dos más.

Te cuento que ya he avanzado mucho, así es que en menos de lo que imaginas lo podrás tener en tus manos.

Mientras lo iba leyendo y mejorando me dieron ganas de enseñarte un poco el estilo del libro (por si no eres asiduo al blog y no me has leído antes) y adelantarte algo de lo que vas a poder leer y cómo te ayudará a aprender marketing  y a mejorar tu negocio.

Aquí tienes un anticipo del libro, me encantaría leer tu feedback cuando termines de leer este listado de temas  🙂

 Adelanto del libro de marketing gastronómico

Marketing Gastronómico Erika Silva

 

 El ABC del Marketing Gastronómico

Atención al cliente: Podemos resumir que el nuevo marketing va enfocado a mejorar la atención al cliente. Un cliente elige un restaurante por su atención y su comida, pero por muy buena que sea su gastronomía, si la atención no acompaña la experiencia, me temo que ese cliente ya no vuelve más, hablará mal de la empresa a amigos y amplificará esta mala imagen en todas sus redes sociales y en TripAdvisor.

Branding: Recibimos estímulos a cada segundo, todo tipo de marcas y productos quieren impactar en ti para que les prestes atención, los conozcas, les consideres en tu decisión, para que les compres y los recuerdes. Una buena manera de destacar ante esta marea de información es hacer que tu cliente te recuerde y te tenga en su mente y el branding ayuda a esto. Teniendo una imagen corporativa, con colores, logo, tipografía, etc. tiene que estar presente de la misma manera, en la web, redes sociales, carta, uniforme de personal y todo el material de marketing y comunicación. Tener una carta de un color, la web de otro, el logo de las redes sociales diferente, hará que tus esfuerzos en que te recuerden, no se vean recompensados.

Clientes: Todo lo que hagas en tu empresa, tiene que ir dirigido a mejorar la vida de tus clientes, ayudarles a desarrollarse, que obtengan una mejor apariencia, que mejoren su salud, que les haga ahorrar tiempo y dinero, ser más eficaces, más libres, más seguros de si mismos, así tendrás a todos tus clientes pendientes de ti, de tus productos y servicios.

Diferenciación: Mucho de lo mismo cansa y no llama la atención. Destaca de la competencia teniendo una clara diferenciación en cualquiera de las herramientas de marketing que tienes a tu alcance, en tu producto, precio, promoción, lugar físico u online, las personas que trabajan contigo, en la experiencia que reciben, en el diseño de tu restaurante. Más de lo mismo ya no se necesita en el mercado y para atraer clientes utilizando una estrategia de marketing gastronómico con un valor diferencial, ayuda mucho.

Marketing Gastronómico Erika Silva

Empatía: Piensa siempre en tu cliente a la hora de hacer cualquier estrategia de marketing, ponerse en su lugar a la hora de hacer la carta, crear contenido online o a la hora de crear metodologías de atención al cliente, te ayudarán a hacerlo de una manera más efectiva. Sólo pensando en los clientes y poniéndose en sus zapatos es cómo lo podrás hacer bien.

Formación: Para llegar a ser un sabio, sólo te toca aprender, aprender y aprender. Aprende de tu familia, de tus amigos, equipo de trabajo y de tus clientes. Esto lo puedes hacer día a día y sólo te costará tiempo y estar atento a este aprendizaje, pero también tienes que invertir en conocimiento. Un curso de hostelería, un taller, un buen libro o un seminario, te hacen ahorrar mucho tiempo de estar buscando por aquí y por allá estrategias de marketing (en este caso) que te ayuden a subir las ventas. Ser sabio, también significa, saber cómo obtener la sabiduría.

Genuino: La mejor manera de conectar con tu cliente es hablarle su mismo lenguaje. No te compliques con tecnicismos o palabras rebuscadas. Un lenguaje cercano e informal, es mucho más efectivo. Nunca olvides: Menos es más. La sencillez y la claridad ante todo.

Humano: No compramos datos ni características, sino ideas, propósitos, beneficios, ideales, valores, maneras de ver la vida e historias que sólo pueden generar las personas. Gana la confianza de tus clientes a través de un contenido personal y emocional y de encontrar los valores que compartes con ellos  y los beneficios que tendrán con tu producto, esto sí es lo que quieren comprar.

Influir: Una de las grandes misiones del marketing gastronómico es influir en la decisión de compra del cliente y no sólo informar como se hace la mayoría de las veces. Para influir hay que segmentar al cliente, conocer sus necesidades, crear productos y servicios para satisfacerlas y captar su atención a través de herramientas como la fachada del restaurante, pizarras. precios, diferenciación, campañas, nuevos productos, ser visual, aplicar neuromarketing en la carta, un diseño web efectivo y un largo  etcétera que podrás ver en el Libro Marketing Gastronómico que estoy escribiendo,  para que te compren a ti y no a la competencia.

Marketing Gastronómico Erika Silva

Jugar: Existen dos tipos de juegos. Los juegos finitos, son los que tienen reglas, un tiempo y un ganador,como el deporte y los infinitos, que tienen una misión, que es la de crear una comunidad, establecer conexiones y de intercambiar conocimiento como lo son en los que se hacen en el mundo online, con regalos y premios. Juega con tus clientes infinitamente y verás como no se irán de tu lado.

Kilométrico: A la hora de crear contenido online, un contenido breve, sólo podrá ser interesante, (menos de 500 palabras) Pero si te quieres posicionar como un referente de un tema, si quieres que se posicione bien en Google tu blog, tiene que ser largo. Eso sí, para facilitar su lectura no olvides incluir fotos, vídeos, emociones, salir de la norma, contar historias, etc. Siempre escribe contenido que aporte valor y que sea fácil de leer.

Marketing Gastronómico Erika Silva

Lealtad: Sé leal a tus principios y valores, estos tienen que estar alineados a los de tus clientes para que al final esto se convierta en un proceso sin fin de lealtad mutua que se trasladará a consumir y compartir tus contenidos y de aumentar clientela.

Moda: Fíjate qué está de moda, cuál es la que siguen tus clientes, no sólo en tu producto, sino en todo lo que le rodea, esto te hará mucho más fácil conectar con ellos, hablando el mismo lenguaje y mirando el presente y el futuro a través de los mismos ojos.

Narra: Cuenta historias de tu origen, de tus proveedores, de tu equipo, de tus clientes, de tu entorno, de tus proyectos y nuevas ideas, habla de lo que quieras, pero cuenta historias emocionales, que conecten con el corazón de tu cliente. Menos datos y características y más sorpresas en tus contenidos.

Obsequia: Regala algún descuento o contenidos de valor a tu cliente, regala premios, regala a tu comunidad tu buena atención, tu buen hacer. Un obsequio te asegura una acción por parte de tus clientes, un sentimiento positivo, como llevarse una alegría, un movimiento, una sorpresa y un refuerzo a la hora de construir y reforzar tu marca.

Proceso: Marketing gastronómico o cualquier tipo de marketing, no es algo que se haga puntual una vez al mes o 4 veces al año, marketing es absolutamente todo lo que sucede en un restaurante y cómo viven tus clientes su experiencia en tu negocio, físicamente, de manera online y cómo lo percibe en cada momento. El marketing gastronómico se tiene que cuidar, crear y mantener en cada punto de encuentro entre la empresa y el cliente, cada día, toda la vida del restaurante.

Querer: Si buscas el éxito en tu empresa, comienza por querer a tu equipo y tratarlo con todo el respeto que se merece, quiérelos tanto como quieres a tus clientes y refuerzalos cada vez que se lo merezcan y recondúcelos para que puedan mejorar. También tendrías que querer a cada uno de tus clientes y darles lo mejor de tu casa para hacerlos sentirse felices. Desea siempre ser mejor, no te quedes nunca quieto, porque la pasividad es el comienzo del declive.

Resistente: No te rindas, no bajes los brazos, si una acción no te resultó como querías, es sólo parte del aprendizaje. Si por ejemplo, no has subido la cantidad de clientes, es porque seguro hay una mejor manera de hacerlo. Si no has llegado a la meta de fans en Facebook, seguramente que puedes aprender algo nuevo. Ser perseverante, nunca rendirse, siempre seguir adelante, son algunas de mis maneras de ver la vida y mi trabajo.

Segmentación: Conocer quién es el cliente que tengo delante es el comienzo de una empresa exitosa. Querer tener todo tipo de clientes, de todas edades, que les guste de todo y que tengan todo tipo de poder adquisitivo es uno de los errores más grandes y más comunes que se ven en el marketing gastronómico. A una persona de 25 años, que recién comienza a trabajar, que le gusta cuidarse, comer bien, hacer deporte y salir con amigos los fines de semana, no se le puede ofrecer el mismo servicio, ni el mismo producto que a una pareja de personas mayores de 65 años, con alto poder adquisitivo, que han viajado por todo el mundo y buscan producto y experiencias diferentes. Ni esta pareja iría a un restaurante especializado en familias jóvenes, con niños pequeños. Si los clientes NO son iguales, no se les puede tratar a todos de la misma manera, ni ofrecer el mismo producto al mismo precio.

En la segmentación de cliente está la clave del éxito.

Marketing Gastronómico Erika Silva

Tú: Tú eres lo más importante (junto con tu cliente y equipo) en cualquier tipo de acción que quieras hacer en tu empresa. Tú cliente quiere conectar contigo, con la razón por la cual comenzaste tu negocio, por ese propósito, por tus valores, quiere sentir algo con tu producto, con tu forma de ver la gastronomía. ¿Cuál es la magia que llevas dentro que te hará lograrlo?

Único: Intenta ser único en tu sector, el único que trabaja con estos productos, el único que tiene este sistemas de reservas, el único en tener este horario, el único en tener estos uniformes de personal, el único que utiliza estas mesas, etc. Ser único te garantiza nuevos clientes que te querrán conocer. Ahora de ti dependerá que se queden contigo por mucho tiempo.

Visual:  Tu restaurante puede utilizar herramientas de marketing visuales más allá de la carta, como son los displays pizaras, carteles, menú board, pantallas digitales, web, blog, infografías, vídeos, etc. Sin saturar a tu cliente, entrégale diferentes tipos de estímulos visuales para que les preste atención y sean efectivos. Ya sabes, una imagen vale más que mil palabras.

Wow: Cuando tu cliente abre la puerta de tu restaurante, cuando entra por primera vez en tu página web, cuando un camarero le saluda y le acompaña a su mesa. En cada parte del proceso de marketing, tu cliente tiene que sentir este wow, este “me encanta” Tu estándar de calidad no puede estar por debajo de esta misión, porque entonces no estás dando un producto de calidad, sino uno más.

Zapatos: Ponte en los de tu cliente siempre que quieras crear algo nuevo, un producto, una promoción, un encuentro, un taller, una cata, un post o un vídeo. Piensa, su yo fuera mi cliente ¿esto me interesaría? ¿Lo querría probar, ver, escuchar, vivir? Si la respuesta es no… avanza con una nueva idea.

Queda una letra, que es la letra x. La palabra con X es tu palabra, es tu propio toque a cualquier estrategia de marketing, es el último ingrediente que hará que tus acciones tengan todo el significado para tus clientes.

¿Te gustaría agregar alguna palabra que signifique mucho para ti? Házlo en los comentarios, me encantará conocer tu visión y aprender de tu experiencia.

Y no olvides, este año podrás leer mi libro de marketing gastronómico, ya queda menos.

Un abrazo

Erika

Marketing Gastronómico Erika Silva

Comments

comments