Buenos días, hoy Thomas, nuestro experto en Gestión de Restaurantes, nos habla de como sacar rendimiento a los equipos de trabajo.

La robotización no es precisamente un tema relacionado con la hostelería-restauración. ¿Quién se atrevería a pensar que dentro de algunos años, los camareros o los cocineros serán máquinas? En el caso de los camareros no es agradable pensar que la eficiencia robótica sustituya al servicio al cliente pero ya existen ejemplos de sustitución de mano de obra por máquinas como en Mc Donalds (con el pedido y el cobro hecho desde tu teléfono) o en la cadena de comida rápida Holandesa “Febo”, donde no hay interacción entre clientes y miembros de equipo, o también en algunos hoteles Japoneses donde la recepción es una pantalla…

En tiempos difíciles la búsqueda del ahorro en mano de obra es un imperativo. Hoy en día, la tendencia esta en el “outsourcing” que permite mayor flexibilidad en la gestión del gasto de personal simplemente porque permite adecuar las necesidades de mano de obra al nivel de negocio, siempre garantizando la calidad de servicio. No sería de extrañar que, dentro de poco, cadenas de restaurantes y de hoteles tengan cocinas centrales de producción y únicamente una cocina de regeneración en cada punto de venta. Buscar sinergias entre puntos de venta es una clave del ahorro en el gasto de personal. El ejemplo más claro en España, es la empresa “Gourmet Paradis” que se ocupa desde hace años de la gestión de salones de banquetes de hoteles.

Pero sacrificar el servicio al cliente (todo lo que podríamos resumir como el “front of the house”) no puede ser la solución al gasto de personal. No obstante, en todas las tareas dichas del “back of the house”, existen todo tipo de máquinas que permiten sacar más rendimiento a nuestros miembros de equipo porque les evita realizar tareas que el cliente no percibe. Como cliente, espero del camarero que sepa recomendarme platos, que sea amable, que me trate como una persona especial, en fin que cuide de mí. No espero de él que sepa repasar copas, ¿verdad?

No abusar de las máquinas, así como de las nuevas tecnologías, es una apuesta llena de sentido en nuestro oficio, pero es obvio que hay que abrir nuestras mentes a las mejoras que las mismas conllevan en rendimiento y productividad.

Máquina repasa copas

 

Máquina repasa cubiertos


Un saludo,

Thomas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escuela de Hosteleria Marketing Gastronómico

Escuela de Hosteleria Marketing Gastronómico

 

 

 

 

Comments

comments